LA MARAVILLA ECOLÓGICA ES RETRATADA EN UNA CAMINATA

Curichi La Madre fue recuperada en imágenes por fotógrafos aficionados

Si eres amante de la naturaleza ¡estamos seguros que te encantará saber cómo nos la pasamos en esta espectacular reserva ecológica!


Naturaleza Urbana

En el plan de darle un valor intrínseco a las caminatas realizadas por LINO Fotografía, se llevó a cabo el tercer ‘PhotoWalk’ denominado “Naturaleza urbana”, en la reserva ecológica considerada como “uno de los 80 humedales urbanos del mundo” por la arquitecta Alexandra Monasterio, docente de la UPSA (El Deber 06/07/2017).


No es de muy fácil acceso -por el hecho mismo de tratarse de una reserva- pero sí muy seguro. Para obtener un cupo limitado de 50 personas (motivo por el que más de medio centenar de fotógraf@s se quedaron con los deseos de asistir) tuvimos que pedir permiso a la Secretaría Municipal del Medio Ambiente que, con condiciones de protección y limpieza, nos lo cedieron.


¡Un rato! Hablemos de los humedales


El planeta nos provee de todo lo necesario para vivir con felicidad y plenitud, una de las maravillas naturales, se sustentan en los grandes reservorios de agua dulce llamados “humedales”.


Los humedales son vitales para la supervivencia humana, ya que son uno de los entornos más productivos del mundo y cunas de diversidad biológica. Son indispensables por los innumerables beneficios que brindan a la humanidad, desde suministro de agua dulce, alimentos y materiales de construcción, y biodiversidad, hasta control de crecidas, recarga de aguas subterráneas y mitigación del cambio climático. Es decir, los humedales son fuente de beneficios tanto económicos como medioambientales, además de ser importantes generadores de biodiversidad.


El Curichi La Madre es un humedal a orillas del río Piraí que regula la temperatura, amortigua los vientos y es refugio de especies de flora y fauna silvestres en la zona urbana de Santa Cruz de la Sierra, una maravilla ecológica que pocas ciudades en el mundo se dan el lujo de tener.

Llegó el gran día


Esta vez, no podíamos llevar bebidas ni alimentos para regalar, pues no debíamos provocar basura. En consideración, l@s fotógraf@s llevaron sus 'tomatodos', hecho que nos hizo repensar la idea de llevar bebidas en botellas desechables -mientras exista el limón camba y agua bebible en nuestra región, podemos ser felices todos ¿verdad?


La caminata comenzó con pie derecho a pesar de las dificultades para llegar a la ubicación, puesto que Google Maps marca la salida y no así la entrada del lugar -que queda por el quinto anillo de la Av. Piraí- Una vez allí, seis guardaparques nos brindaron toda la atención necesaria, cubiertos de pies a cabeza con zapatos cerrados, ropa manga larga jean y chalecos verdes; era muy fácil identificarlos, por si surgía alguna necesidad en el camino, como picaduras de bichos raros, quemaduras, picaduras o alergias provocadas por el roce con algunas especies de plantas, etc.


Rastros, huellas y letreros marcan el rumbo del camino a seguir. Un angosto y extenso recorrido de 40 hectáreas, rodeado de un frondoso bosque, dividido por distintas rutas que conducen a un extraordinario pantano. Limberg Vargas, responsable del Área Protegida, señala que en su interior habitan más de 154 especies entre aves, reptiles, anfibios, mamíferos, monos, urinas, jochis, capibaras, zorrillos, puercoespines y demás animales.


Según Limberg, la reserva cumple con dos servicios ecosistémicos importantes: el primero es la regulación térmica y el segundo la purificación del aire. Es por eso que las aves, son uno de los inquilinos favoritos de estos espacios, siendo una de las paradas de sus rutas migratorias y, en ocasiones, albergan poblaciones nidificantes de especies. El lugar también alberga importantes ejemplos representativos de flora.


Finalmente, adictos a la fauna y flora, fue difícil para los guardaparques retirarnos del lugar, todos estábamos muy emocionados, sacando fotos hasta ver los últimos rayos del sol sobre el lugar.

EN PELIGRO


Pese a la importancia de los humedales, un estudio tras otro demuestra que la superficie y la calidad de estos espacios siguen disminuyendo en la mayoría de regiones del mundo. En consecuencia, los servicios de los ecosistemas que los humedales proporcionan a las personas se encuentran en peligro.


Hace 11 años, la Alcaldía aprobó la ordenanza municipal 044/2007, que declaró y aprobó la consolidación del Área Protegida Municipal del Parque Urbano de Preservación Ecológica Curichi La Madre, para conservar dicho cuerpo natural de agua y su área de influencia, que permita proteger la biodiversidad del lugar. Empero, el emprendimiento no avanzó lo suficiente. El Curichi fue agredido a diario por asentamientos ilegales, tala de árboles, caza y pesca de sus animales, quemas y el impacto nocivo de basurales a raíz de debilidades en el control del lugar.


Plan de recuperación


El año pasado surgió un proyecto personal de la arquitecta Alexandra Monasterio, para convertir este espacio verde en un atractivo turístico (El Deber 06/07/2017) que cuente con puestos de control, sendas ecológicas, observatorios científicos, senderos de investigación, estación biológica, anfiteatro, ciclovías, miradores, estaciones de contemplación y un centro de interpretación con sala de microcine, sala de uso múltiple, aulas interactivas, área administrativa y baños.


Hasta el momento, el parque contempla el encierro del perímetro (se cerró el paso a los motorizados) y educación ambiental, donde ser realizan visitas guiadas a estudiantes de colegios. “El ecoturista no puede ingresar a todas partes del parque, porque hay áreas de preservación estricta; solo los guardaparques o los científicos; porque si va mucha gente, puede alterar el ecosistema”, manifestó la proyectista.

Los photowalks son un plan social

Fotografía tomada cuando se estaba construyendo El Contenedor

Es el tercer photowalk masivo y sin costo que LINO Fotografía realiza en apoyo al proyecto El Contenedor de ARTErias Urbanas -un espacio móvil y abierto con alta accesibilidad, que se instalará en distintos lugares de la ciudad, por ahora se encuentra en el Parque Autonómico- y que funciona como espacio artístico y de encuentro, invitando a la participación de tod@s, especialmente a la población que vive a su alrededor.


El Contenedor, brinda la posibilidad de exponer una variedad de temáticas para trabajar en conjunto entre profesionales, artistas, estudiantes y vecinos, con el fin de conformar una red al lado de las instituciones de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Es por eso que las fotografías seleccionadas con criterios profesionales, de los ‘photowalks’, son y serán expuestas en este lugar.



Además, cada photowalk o caminata fotográfica, tiene una temática que contribuye a la concientización de distintos temas que nos afectan como sociedad en cuestión de identidad cultural, cultura y arte, discriminación, cuidados del medio ambiente y otros, mientras que l@s fotógraf@s aficionados aprenden sobre este arte a medida que avanzan en su recorrido, con una atención personalizada del docente Adolfo Lino.


(Todas las imágenes son propiedad de LINO Fotografía)


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle Santa María Nro 3037

Canal Isuto entre 3er y 4to anillo (Edf. Claro de Luna dept. 301)

Santa Cruz de la Sierra - Bolivia

(+591) 79046806 / 67898848