SAMAIPATA EXPRÉS

Retiro fotográfico en la cima

Todo tiene un tiempo, y nosotros tuvimos la alegría de contar con el suficiente como para lograr que este primer retiro fotográfico sea, además de excepcionalmente placentero, un momento único de adiestramiento para los apasionados que se sumaron a esta aventura. Y que asimismo, pudieron enriquecerse unos a otros a través de trabajos grupales de producción fotográfica. Cabe resaltar que las imágenes que verás a continuación no contienen retoques digitales.


Si bien no era un acontecimiento planificado para el 2018 –La apretada agenda laboral de Lino no lo permitía- Aprovechamos el feriado del 22 para poder satisfacer la demanda de quienes solicitaban despejar todas sus dudas y alimentar sus conocimientos con respecto a las funciones avanzadas de su cámara réflex digital, exprimiendo al máximo sus flash y los retoques en Lightroom y Photoshop.


El retiro, que duró tres días, contó con la enseñanza personalizada de Adolfo Lino y charlas presentadas por Álvaro Gumucio, quien reveló varios secretos, historias, personajes reconocidos en el mundo de la fotografía, la creación de conceptos en el lenguaje de la imagen, ideas comparadas y métodos en los procesos técnicos del manejo de la luz, como ejes claves para lograr fotografías que contengan mayor relevancia.



Con la asistencia de diez estudiantes, todos llevando su Nikon en el pecho, todos, excepto las modelos que se prestaron con la mejor energía a este viaje de ‘científicos locos’, se fueron cargados de maletas más pesadas que las de ellas. Trípodes, lentes de todo tipo –incluso gran angular- rebotadores, flash y otros accesorios y elementos que se manejaron con la mayor creatividad, no podían faltar a este gran acontecimiento.



¡Llegamos!


El bullicio de niños jugando en la plaza, y entre las calles cubiertas de polvo. Samaipata nos recibe con la dicha de poder escuchar esas risas de chicos de pueblo, es decir de libertad absoluta. Apenas a tres cuadras de allí, nos encontramos con la entrada de La Glorieta, entramos. Vimos una hermosa cabaña al final de un largo camino cubierto de muros verdes. –“Perfecto para una sesión”, comentaban algunos. En una esquina... una gran cabaña de dos pisos, rústica y acogedora, acompañada de montañas salvajes, pequeños jardines vestidos con diferentes flores y árboles gigantescos tan viejos como el buen vino, abrazaban el ambiente perfecto para cientos de miles de fotos.



“Un excelente grupo y calidad de personas, y mejor aún los profes y las modelos. Fue un gusto haber podido compartir con todos ustedes. Hasta otro momento que nuestro hobby o el profe nos reúna. ¡Saludos!” Pedro Juan Campero, Ph.


A pesar del desvelo de la mayoría por los preparativos –olvidar una memoria o un flash habría sido un pecado- la gente bajó de los vehículos directamente a sacar fotografías del lugar. Almorzamos, descansamos media hora y empezamos con una charla instructiva de los docentes en cuanto al proceso creativo, las técnicas, manejo de luz, la pre-producción y el flujo de trabajo de un fotógrafo profesional; mientras que las modelos se preparaban para su primera sesión al atardecer, justo en la hora mágica.

“Agradecer a los organizadores de este encuentro fotográfico, por su dedicación, paciencia y profesionalismo en asistirnos para que pudiéramos crecer TODOS en esta actividad. Agradecer a todos los que formamos los equipos de trabajo, porque dejamos atrás nuestro individualismo y nos convertimos en "equipos" y logramos crecer. Creo que todos volvimos satisfechos de haber aprendido más de la fotografía.”

Marcelo Rodríguez, Ph.

"Hermoso grupo, espero verlos pronto ¡Un abrazo a todos!"

Milka Gutiérrez, Ph.

“Bonita experiencia y trabajo grupal. Ha sido gratificante y muy productiva. ¡¡Gracias a todos!!” Denis Ivander Rodríguez Maizer, Ph.

Luego, una escena preparada por las estrellas iluminó nuestros rostros, motivo por el que nos apuramos en cenar. Todos queríamos aprender a sacar fotos al cielo nocturno, donde estas joyitas se pasean, bailan, destellan y entrelazan en el cielo infinito de negro y de posibilidades fotográficas. Y así fue, se plasmaron distintos cuadros en el mismo lienzo, contentos con los resultados nos fuimos a dormir.


Al día siguiente


4 am estaban las modelos ya despiertas, listas para ser maquilladas, con la mejor voluntad. Mientras que el resto del grupo preparaba sus complementos para llevar a las locaciones que un día antes habían elegido, pues a esa hora el proceso fotográfico toma mayor trabajo de iluminación -también conocida como “hora azul”- y mayor esfuerzo porque el sol avanza rápidamente, resultando que ni una foto sea igual a la anterior y que las configuraciones de la cámara deban cambiar constantemente a medida que pasa el tiempo.


“Bonita experiencia, aprendí mucho de ustedes. 😊 Ojalá se vuelva a repetir.”

Raquel Terrazas Pérez, Ph.

Es por ello también que cada fotógrafo(a) tuvo la oportunidad de ser acompañado(a) por uno de los docentes, para sacar el mayor provecho a esa situación que tiene un tinte de “¡wow! Qué foto más increíble, valió la pena madrugar”. Y, aunque algunos se emocionaron a tal punto de no querer desayunar, continuaron con el trabajo luego de alimentarse como se debe y de recibir más instrucciones –puede ser que éste último motivo haya sido más convincente que el simple hecho de conocer a ciencia cierta la importancia de un buen desayuno.


“Hermosa experiencia 😍. La verdad que algo inolvidable.”

Julia Elizabeth Melgar Leon, modelo.


Continuó el entrenamiento cerebral, Adolfo y Álvaro se pasaron el resto de la mañana cocinando ideas de los fotógrafos, contestando todas sus preguntas y explicando métodos y técnicas fotográficas. Luego del almuerzo, dormir de día resulta ser un tema fácil entre el "estridente ruido" de las aves que circulan por el pueblo, pueblo que se enciende tibio y bohemio, inspirador también para unas cuantas pic’s urbanas que consumieron la tarde entera. Mientras que otros prefirieron sacarle el alma al hermoso jardín de la cabaña, a través de su cámara.

"Lindo conocerlos. Gracias a Adolfo Lino y a Álvaro Gumucio por la paciencia y las enseñanzas. Abrazo para todos.”

Pato Peters, Ph.

"¡Beso y abrazo para todos! Estuvo genial la experiencia." Nancy Cronenbold, modelo.

Y sí, al final del día, para los que no son vegetarianos, parecía merecedor un buen churrasco en el sector de la parrilla. Sin embargo, esta vez el pueblo se había desfallecido en fiestas que acabaron con toda la carne provisional del único mercado. Pero la buena mano del equipo, que en lugar de estresarse cooperó con buen ánimo para que el churrasco sea un tema de verduras y no de discusiones. Todos cenaron y a todos les encantó.


¿El final?


Elegidas las mejores fotos de cada participante, se procedió toda la mañana a la edición en Lightroom y Photoshop, para pulir los detalles que hacen que una foto extraordinaria tenga su merecedor aplauso. Ahora sí, maletas en mano nos dirigimos al centro de Samaipata para despedirnos del pueblo con un buen almuerzo.


Otra vez la misma escena del bullicio y los niños en la plaza, las sombras de los árboles que juegan junto a ellos con la misma intensidad, nadie les dice que paren, libres corren y saltan como sólo ellos saben, vuelan como sus sueños, como cada fotógrafo que nos acompañó.


¿El final? No, aún no, una última parada en medio camino hacia Santa Cruz de la Sierra era inevitable, una última sesión para saciar esa obsesión por aplicar lo aprendido y, de pronto, justo antes de arrancar los motores nuevamente, aparece uno de los anfitriones de la selva samaipateña: un pavo real. Que no sólo se acercó al grupo, sino que además posó para cada uno de los lentes que la plasmaban sobre la eternidad, una eternidad muy bien trabajada.

Modelos: Nancy Cronenbold, Julia Melgar y Joana Vittoria


Pero el aprendizaje aún no termina, sabemos que para ser grandes tenemos que continuar estudiando, practicando y compartiendo experiencias, es por eso que los participantes aún se comunican con Álvaro a quien le estarán enviando sus trabajos de edición para recibir un FeedBack ¡y pronto se verán reunidos en LINO para compartir los resultados! Porque un buen grupo con nuevos e increíbles amigos debería permanecer en contacto.


Joana Vittoria de la Rocha Daher Escritora, periodista y comunicadora de LINO fotografía




Álvaro Gumucio:

“Ojalá tengamos otra oportunidad para repetir la experiencia”.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle Santa María Nro 3037

Canal Isuto entre 3er y 4to anillo (Edf. Claro de Luna dept. 301)

Santa Cruz de la Sierra - Bolivia

(+591) 79046806 / 67898848