SENSORES DE IMAGEN


¿Sabes cómo convierte la cámara la luz que recibe en una fotografía?

AUNQUE la precisión y la rapidez del AF, la velocidad de las ráfagas, el tamaño del buffer y la calidad de fabricación importan a la hora de elegir una cámara, lo realmente esencial es el rendimiento del sensor de imagen.


La respuesta del sensor a la luz que entra por el objetivo es clave para la calidad de tus fotos, ya que la imagen final procesada depende de factores como el grado de detalle que puede resolver el sensor, el rango de brillo que es capaz de registrar y la cantidad de ruido que se crea.

El sensor de tu cámara está formado por millones de fotositos sensibles a la luz, a los que también se les suele llamar píxeles. Son diminutos (miden una fracción del ancho de un cabello humano), y cada uno genera una señal eléctrica distinta en respuesta a la luminancia o el brillo de la luz que recibe.


Cuantos más píxeles tenga el sensor, más elevada será su resolución, lo que a su vez se traducirá en un mayor tamaño de los archivos puesto que contendrán más detalle complejo, y en la posibilidad de recortar las escenas para cambiar la composición o agrandar un objeto conservando un tamaño de imagen utilizable. No obstante, meter más píxeles en el sensor también puede tener un efecto nocivo en la calidad de imagen. Esto depende del tamaño del sensor y de la relación señal-ruido. En una cámara con un sensor pequeño de alta resolución, los fotositos serán de menos tamaño y estarán más juntos, por lo que captarán menos luz en comparación con la cantidad de ruido (o interferencias) registrado. Los sensores más grandes permiten usar fotositos de mayor tamaño que captan más luz, por lo que la relación señal-ruido es más elevada. Por este motivo, las imágenes generadas por la cámara de alta resolución de un smartphone tienen peor aspecto, sobre todo con poca luz, que las captadas por una SLR que tenga el mismo número de píxeles.



Además de captar más luz y fotos más limpias con ISO altos, un sensor grande tiene otros efectos. En general, genera imágenes con más detalle complejo, colores suaves y un rango tonal mayor. Además un sensor grande hace más fácil lograr una profundidad de campo reducida.

El tipo de sensor también influye. Los CCD (dispositivo de carga acoplada) solían ser preferibles por su rango dinámico y el manejo del ruido, pero la mayoría de los sensores actuales emplea tecnología CMOS (semiconductor complementario de óxido metálico), ya que requiere menos energía para funcionar y es más adecuado para las veloces ráfagas de las SLR modernas.




Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Calle Santa María Nro 3037

Canal Isuto entre 3er y 4to anillo (Edf. Claro de Luna dept. 301)

Santa Cruz de la Sierra - Bolivia

(+591) 79046806 / 67898848